Ingredientes de la Pizza Italiana

Desde el momento en que Raffaele Esposito hizo su histórica pizza Margherita en 1.984, la estructura básica de la pizza se fijó. Desde entonces, toda la posterior gama de pizzas existentes tienen en común cuatro ingredientes principales - la masa, la salsa, el queso y la cobertura.

Compartir en Pinterest
Comparte esta web

Los ingredientes básicos de la pizza italiana


Los ingredientes básicos de la pizza italiana

Durante los últimos 60 años en los que la pizza se extendió por todo el mundo se produjeron muchas variaciones sobre este tema, pero los antiguos y probados diseños de los chefs de Nápoles siguen siendo los más populares. Aquí hay algunos ejemplos de los ingredientes más importantes que se utilizan hoy en día en la elaboración de la pizza.

Masa 🍞

De manera tradicional la masa cuenta como ingredientes la harina, el agua, la levadura y la sal. Si se va a hacer en casa y no se dispone de un horno de leña o un horno de grandes prestaciones, conviene añadir algo de azúcar y aceite de oliva virgen extra. De ellos trataremos los dos más importantes según nuestra recomendación:

Harina de trigo 00

El doble cero es la denominación italiana que indica que la harina es muy fina (refinada y con poca ceniza) y con un porcentaje de proteínas entre un 8,5% y un 9%, en España se la conoce como harina T65 o 000 en Argentina. Obviamente no es la harina más saludable por no contar con mucha fibra vegetal en su composición, pero si queremos seguir los canones de los maestros esta es tu elección.

No debes confundir el 00 con la fuerza de la harina ya que dentro de esta denominación hay distintas fuerzas. Elegir correctamente la fuerza de la harina depende del tiempo que va a pasar entre el horneado y el momento de ser consumida. A mayor tiempo, mayor debería ser la fuerza de la harina.

Levadura fresca

Aunque hay quien discute su utilidad, la levadura fresca actúa antes de meter la masa en el horno, durante el reposo, y muere a los 50º (es un organismo vivo). La levadura química lo hace durante el horneado y por eso nosotros recomendamos la levadura fresca y un reposo acorde.

Para seguir el consejo de los maestros italianos, se recomienda usar levadura fresca de cerveza. Búscala bien y no la confundas con esa que se emplea para fines cosméticos por su alto contenido en ácido fólico. Se debe entender que es un producto perecedero, así que si no vas a gastar mucho, quizás debas optar por la levadura seca (o de panadero, pero en ningún caso la química).

Salsa 🍅

La salsa se hace tradicionalmente con tomate, y puede ser adicionalmente sazonada con una amplia variedad de especias y hierbas. Hay muchos tipos de salsas que se utilizan hoy en día, y una de sus características más importantes es su fluidez. Las salsas demasiado aguadas pueden dañar la consistencia de la corteza, y las salsas más gruesas son más adecuadas cuando se quiere hacer la cobertura consistente en toda la pizza.

Si se hace con tomate se debería recordar que al ser un alimento ácido es preferible rebajar su acidez con un poco de azúcar o bicarbonato. Además es recomendable hacer la salsa casera y evitar las versiones de tarro, lata o brick que pueden contener grandes cantidades de azúcar.

Queso 🧀

El queso es tradicionalmente la cobertura más común encontrada en las pizzas modernas. A lo largo de la historia se han utilizado muchos tipos de quesos en esta comida, pero los más populares son la mozzarella, el ricotta, el feta, el parmesano, el cheddar y el de cabra.

El mejor queso para pizzas es sin duda la mozzarella di buffala, conocida como mozzarella de búfala campana, este queso italiano es la verdadera elección a la hora de crear una pizza acorde al auténtico estilo italiano. Hoy en día encontramos sustitutivos en el supermercado cuya calidad dista mucho de ser la deseada.

Siempre que puedas, no uses paquetes de queso rallado e intenta hacerte con cualquier cuña de algún queso fundente o apto como los nombrados al principio. Los quesos “duros” deben ser pasados por el rallador mientras que el resto debe ser cortado en láminas o en pequeños trozos si se desmenuza.

Aunque los quesos son ricos en proteínas, calcio y sodio, también pueden contener grandes cantidades de grasa. Las personas que desean mantener su dieta baja en grasas pueden elegir entre usar quesos bajos en grasa, limitar su cantidad y usar más otros aderezos en su lugar.

Coberturas 🥓

Ingredientes y coberturas de la pizza - Cortesía de Freepik.com

Los toppings pueden dividirse en varios tipos, y su uso varía según el tipo de pizza y la región donde se hace. Esos tipos son:

Hierbas y especias

Siempre que se use una hierba es recomendable que sea lo más fresca posible, de esta forma garantizaremos que su aroma sea lo más intenso posible y cumpla su función como es debido. Algunas de las que recomendamos son: albahaca (fundamental), orégano, cebollino, tomillo, romero, ajo, pimienta, cilantro y salvia.

Orden de los ingredientes

Los toppings que se colocan sobre la pizza suelen estar dispuestos en un orden específico. Este orden se mantiene no sólo por placer visual, sino también para mantener la humedad y controlar el proceso de cocción de la corteza. El lecho más común para los diferentes toppings es el queso, porque proporciona humedad y firmeza al material que está encima.

Para los mismos propósitos, el queso puede ser aplicado en la parte superior de la pizza. El orden más común de aplicación de las coberturas en la corteza es el siguiente:

Si te ha gustado esta receta quizás puedan interesarte también estas:

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest