Receta Original de la Pizza Caprichosa

La pizza caprichosa es ideal para satisfacer incluso a los paladares más exigentes. Gracias a la riqueza de sus ingredientes se convierte en un verdadero triunfo al mezclar a la perfección los diferentes sabores presentes en cada bocado.

De hecho, podremos encontrar la acidez de las alcachofas y los champiñones, la dulzura del jamón y la mozzarella y, finalmente, las aceitunas negras, que terminan de dar al conjunto un toque salado. En resumen, si quieres preparar una pizza casera rica en sabores, ¡ésta es la que te conviene!

Compartir en Pinterest
Comparte esta web

Cómo hacer auténtica Pizza Capricciosa


Cómo hacer auténtica Pizza Capricciosa

Es difícil fechar el nacimiento de esta pizza con precisión, probablemente se deba a que ciertamente hubo muchos cambios y variaciones antes de que le diéramos un nombre. Hay quien le confiere el mérito a la pizzería Capricciosa de Roma y da la fecha 1.937 como lugar e inicio de su creación. En cualquier caso y por supuesto, es una de las pizzas más famosas de la historia.

En la jerga de los pizzaiolos (pizzeros), a este tipo de recetas se le llamaba "ripuliscifrigo" (algo así como “limpiar la nevera”), y de hecho variaba de noche en noche según lo que sobraba: también se usaban pimientos, huevos y salchichas, pero en cierto punto las cosas se establecieron de forma definitiva, y los ingredientes se convirtieron en lo que conocemos hoy en día.

Es una pizza interesante porque combina notas ácidas y grasas, por lo que es a la vez refrescante y deliciosa. Sus calorías son unas 320, poco más que una margarita (que ronda las 280 KCal); en algunos casos se puede encontrar la pizza caprichosa blanca, que es la misma que la original pero sin tomate.

En esta receta nos ocuparemos de su versión original. Sin más dilación, ¡pongámonos con las manos en la masa!

Ingredientes


Para el relleno (1 pizza):

  • 90 g de salsa de tomate
  • 1 porción de mozzarella
  • De 7 a 10 aceitunas negras (según tamaño)
  • 1 alcachofa en conserva (según tamaño)
  • 2 champiñones frescos
  • Un par de lonchas de prosciutto (sustituir por jamón cocido, de York o serrano)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina y pimienta al gusto

Preparación

🥘 Preparación

15 minutos

⏲️ Cocción

10 minutos
según horno y gusto

👩‍🍳 Dificultad

Baja

🍽️ Raciones

1 pizza

Modo de Preparación: Paso a Paso


Hay quien cree que la gracia de la Capricciosa es encontrar un sabor distinto en cada bocado. Si estás de acuerdo con esa creencia corta los ingredientes en grandes trozos o enteros (como en el caso de las aceitunas). En caso de que prefieras contar con todos los ingredientes en toda la pizza, pícalos (pero no demasiado) y procura que estén presentes en toda la superficie de la pizza.

Diferencia entre la pizza caprichosa y las 4 estaciones

La diferencia entre estas dos pizzas es muy sutil, pero a la vez decisiva: es la posición y la distribución de los elementos. En las 4 estaciones las alcachofas, el jamón, las aceitunas y los champiñones dividen la pizza en 4, creando las 4 estaciones metafóricas. ¡En cambio, en la caprichosa están dispersos por toda la superficie!

La intencionalidad de la caprichosa es sorprender en cada bocado, sin embargo en la cuatro estaciones, es tener 4 pizzas en una.

Si te ha gustado esta receta quizás puedan interesarte también estas:

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest